El concepto de persona se presta para diferentes percepciones y definiciones, que a lo largo de la historia se han ido planteando por parte de diferentes autores dando infinidades de ideas, propuestas y teorías, como una definición general se podría entender la persona como un ser racional y consciente de si mismo, poseedor de una identidad propia ,la cualidad de la sensibilidad es la facultad para percibir e interpretar el estado de ánimo, el carácter y la forma de actuar de las personas, así como la construcción de las circunstancias y los ambientes que en cada momento nos rodean, para interactuar en beneficio de los otros/nosotros." En latín, la palabra "persona" hace referencia a un personaje o máscara.
Son muchos los autores que se interesaron por expresar sus percepciones acerca del concepto de persona, por construir una definición general y '' acertada '' en el ámbito de la filosofía, a continuación algunos de los autores importantes y representativos de la historia, sus percepciones e ideas acerca de lo que para ellos representa la persona en la filosofía y la evolución histórica que ha tenido este concepto.
Uno de los hombres representativos de la filosofía es Santo Tomas de Aquino filosofo y teólogo italiano que define el concepto de persona de la siguiente manera: el supuesto o "individuo" expresa que la persona es perfecta y unitaria de suyo, es autónoma, independiente y suficiente, en el nivel ontológico, para ser. La "naturaleza racional" significa que tiene espíritu, con dos facultades: conocimiento y voluntad, o sea, la persona "es consciente y libre y, por lo mismo, responsable".
También encontramos a San Agustín de Hipona filosofo nacido en Tagaste, una pequeña localidad del África Romana de ese entonces, que aunque tiene una percepción más antigua de persona tiene igual validez y argumentos, el defiende que el "hombre" deja de ser un elemento más de la naturaleza, por muy importante que sea, para convertirse en un ser distinto a los demás; esta diferencia se percibe a través de la llamada que Dios le hace en su Palabra y en la historia, ante la cual el hombre es libre para responder, otra idea que San Agustín plantea para definir persona es, refiriéndose a las personas divinas, afirmó que no podían ser consideradas como simples substancias (impersonales) en el sentido “clásico” del término “substancia”. Otros de los personajes que dieron su punto de vista acerca de la mejor definición filosófica de “persona” fueron:
Boecio, otro filosofo romano definió persona como “una substancia individual de naturaleza racional’’
San Anselmo aceptó la definición de Boecio y subrayó el contraste entre “persona” y “substancia”: “persona refiere a una naturaleza racional individual, mientras que substancia se refiere a los individuos, la mayor parte de los cuales subsisten en la pluralidad”.
Emmanuel Kant uno de los filósofos más representativos del medio definió el concepto de ‘’persona’’ como libertad e independencia frente al mecanicismo de la naturaleza entera, puesto que ella misma es la que se da a sí misma leyes puras prácticas establecidas por su propia razón. La persona, en cuanto “personalidad moral”, es para Kant “libertad de un ser racional bajo leyes morales”. En algunos casos, los elementos éticos que Kant subrayó en la noción de persona se hicieron de nuevo “metafísicos”. Tal sucedió en Fichte, para quien el Yo no es sólo persona, un centro de actividades racionales, sino también, y sobre todo, es un “centro metafísico”, “fuente” de actividades “volitivas”.
También George Hegel, filosofo Alemán dio su opinión acerca de cual podría ser la definición más precisa desde el ámbito filosófico, Hegel afirmo que el ser-para-sí (el individuo) es un átomo incomunicable e impenetrable, pero en tanto que se concibe a sí mismo como un individuo autónomo, frente a todo tipo de alteridad, es persona (Fenomenología del espíritu). Pero también, como sigue Hegel, el esclavo puede sentirse, tanto para los demás como para sí mismo, como persona. Esto es porque su reconocimiento como persona es otorgado, pero no adquirido, y sólo en la coincidencia de la autonomía y de la negación de la exterioridad (mediante la propiedad y el trabajo) en un mismo sujeto podrá hablarse con sentido de “persona”. Después –añade- es únicamente en el estado de derecho (Rechtzustand) –cuya contextualización histórica viene dada ya por el mundo romano- donde aparece, ya como espíritu, la persona propiamente dicha. Así, pues, la res pública (Gemeinwesen) es lo que hace al hombre ser persona, una abstracta universalidad en la que todos los individuos “cuentan” y “valen” igual. Y así con miles de filósofos y escritores que dan su opinión acerca de uno de los conceptos más complejos de analizar, como pueden ver muchos autores han dado a lo largo de la historia infinidad de definiciones, que con el pasar de las épocas y de los contextos evolucionan, es el caso de algunos autores que con el pasar de los tiempos dan definiciones basadas en estudios o conceptos científicos.
Valoración Personal del Concepto
Personalmente pienso que el término ‘’Persona’’ es un concepto complicado como para dar una definición precisa y concreta de lo que realmente es, para mi y tomando algunas de las ideas expresadas por los autores, la persona es un ser integral, único, con uso de razón y conciencia, poseedor de una identidad propia, única e irrepetible, es la integración de cuerpo, alma y mente.



Volver al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos