LEY
Regla y norma constante e invariable de las cosas, nacida de la causa primera o de las cualidades y condiciones de las mismas. Precepto dictado por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia y para el bien de los gobernados.
Es la norma del derecho dictada, promulgada y sancionada por la autoridad pública, aun sin el consentimiento de los individuos y que tiene como finalidad el encauzamiento de la actividad social hacia el bien común; es un precepto establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia. Su incumplimiento trae aparejada una sanción.
Las leyes son delimitadoras del libre albedrío de las personas dentro de la sociedad. Se puede decir que la ley es el control externo que existe para la conducta humana, en pocas palabras, las normas que rigen nuestra conducta social. Constituye una de las fuentes del Derecho, actualmente considerada como la principal, que para ser expedida, requiere de autoridad competente, es decir, el órgano legislativo.
La “Ley” posee las siguientes características, en general:
  • comprende a todos aquellos que se encuentran en las condiciones previstas por ella, sin excepciones de ninguna clase.
  • Tiene carácter imperativo-atributivo, por una parte establece obligaciones o deberes jurídicos y por la otra otorga derechos. Esto significa que siempre hay una voluntad que manda, que somete, y otra que obedece.
  • Se dicta con carácter indefinido, permanente, para un número indeterminado de casos y de hechos, y sólo dejará de tener vigencia mediante su abrogación, subrogación y derogación por leyes posteriores.
  • no se emite para regular o resolver casos individuales, ni para personas o grupos determinados, su impersonalidad y abstracción las conducen a la generalidad.
  • Nadie puede invocar su desconocimiento o ignorancia para dejar de cumplirla.
La tradición filosófico-teológica tomista distingue varios tipos generales de leyes:
  1. La ley eterna: la razón citada sería el propio entendimiento de Dios, los objetos que ésta considera o gobierna son la totalidad de las cosas del mundo, su bien la realización plena de cada una de sus disposiciones, y la promulga el propio Dios.
Santo Tomás dice que es eterna e inmutable porque a Dios le corresponde la eternidad. Dios ordena todas las acciones, tanto humanas como no humanas, hacia su fin. A diferencia de Aristóteles, Santo Tomás pone el fundamento del bien en un fundamento más trascendental que la propia naturaleza: Dios.
  1. La ley natural: es la ley o prescripciones inscritas en la razón de todo hombre que ordena hacer el bien y evitar el mal.
La ley natural es un orden normativo armónico (o sistemático) y unas relaciones de interdependencia derivadas de él, a los que todos los seres creados visibles están ligados por el mero hecho de existir. Dentro de este encontramos las nociones de orden, interrelación y armonía.
Aristóteles: Puesto que en el alma hay pasiones, potencias y hábitos y la ley natural no es ninguna de las dos primeras, tiene que ser un hábito.
San Basilio: Si la conciencia o sindéresis es la ley natural de nuestro entendimiento y es un hábito, la ley natural es un hábito.
La ley natural no depende de la razón, luego es un hábito.
San Agustín: La ley natural existe en los niños y en los condenados que no hacen uso de ella, luego no se adquiere. El hábito se usa cuando es necesario y la ley natural esta grabada siempre.
  1. La ley humana positiva: la promulga el legislador, descansa en su propia razón, tiene como objetivo el bien de la sociedad y se aplica a los seres humanos.
Santo Tomás consideró que las leyes positivas deben ser expresión de la ley natural, la cual a su vez es expresión de la ley eterna. Así, aquellas leyes positivas que sean contrarias a las leyes naturales (que sean “contranaturales”) no son leyes buenas y es justo que el ciudadano se niegue a cumplirlas, mientras que aquellas que son conforme a la ley natural son justas y buenas y el ciudadano está obligado a cumplirlas.

La ley es un concepto muy importante en la composición de las sociedades y civilizaciones, ya que es el hecho de que el mismo ser humano se controle de alguna manera. Es impresionante que la conciencia del ser humano llegue tan lejos como para entender que no es perfecto y que hay cosas que no se deben hacer, como también hay otras que se tienen que hacer. Así, unas pocas personas son las que crean normas y leyes para que el pueblo las cumpla, pero no como una sanción, sino con la intención de tener una sociedad equilibrada y ordenada; si todos hiciéramos lo que quisiéramos, seria una sociedad descontrolada, desbocada, con un comportamiento hasta agresivo, y por eso es que existen normas, para controlarnos a nosotros mismos.



http://html.rincondelvago.com/ley-natural.html
http://www.mitecnologico.com/Main/ConceptoLeyCaracteristicas
http://filosofiammn.blogspot.com/2008/09/ley-natural.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Ley
http://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-filosofia/Filosofiamedievalymoderna/SantoTomas/Ley.htm