Eternidad.


DEFINICIÓN BÁSICA DEL CONCEPTO.

La eternidad se define como un acontecimiento con una duración excesiva, sin principio, sucesión ni fin. También como algo dilatado; este concepto se relaciona directamente con el tiempo, puesto que se dice que se hace algo y en el mismo instante se hace, se hizo y se hará. La eternidad refiere a un tiempo que no puede ser medido porque trasciende la temporalidad misma. Por otro lado muchas religiones asocian la idea de eternidad a perpetuidad, esto es, aquello que carece de principio y de fin. Y en esta línea, la eternidad es un atributo de Dios.

CLARIFICACIÓN DEL CONCEPTO.

Platón:
Dijo específicamente que de la esencia eterna podemos decir, a veces, que fue o que será, pero que en verdad, solo podemos decir de ella que es puesto que lo que es inmóvil no pude llegar a ser joven o viejo.
De la eternidad se dice que “es siempre”, sin embargo, se destaca más el “ser” que el “siempre”. No sería adecuado en este sentido sostener que lo eterno equivale a una proyección del tiempo al infinito, el tiempo es más bien la imagen móvil de la eternidad. La eternidad no solo no niega al tiempo sino que lo incluye. El tiempo se mueve en la eternidad que es su modelo.

Aristóteles:
Se atenía en principio a la versión más simple de eternidad, (la idea de duración infinita) pero al acentuar que la eternidad no posee ni principio ni fin, y sobre todo al manifestar que lo eterno incluye todo el tiempo, convierte el concepto en algo así como la duración inmortal y divina, y hace referencia indirecta también de la noción de un tiempo extratemporal.

San Agustín:
La eternidad es la posesión entera, simultánea y perfecta de una vida interminable. San Agustín defendió la idea de la ominisimultaneidad de lo eterno y justamente utilizó esta noción para reafirmar la extratemporalidad de lo eterno, lo que le permitió distinguir rigurosamente entre eternidad y tiempo, mientras que la primera es simultánea y mide el ser permanente, la segunda es sucesiva y mide todo el movimiento.

Espinosa:
Este filósofo moderno analizó en su Ética: “Por eternidad entiendo la existencia misma, en cuanto se la concibe como siguiéndose necesariamente de la sola definición de una cosa eterna. Explicación: En efecto, tal existencia se concibe como una verdad eterna, como si se tratase de la esencia de la cosa, y por eso no puede explicarse por la duración o el tiempo, aunque se piense la duración como careciendo de principio y fin”. De esta forma, optó por la acepción más intelectual de la noción de eternidad.

Locke:
Analizó el concepto desde una perspectiva diferente. Afirmó que la idea de eternidad procede de la misma impresión original que la idea de tiempo (como sucesión y duración) pero trasladándola al infinito y concibiendo que la razón subsiste siempre con el fin de ir más lejos.

SÍNTESIS PERSONAL.

El concepto de eternidad es frecuentemente usado y discutido por muchas de las personas del común, puesto que un aspecto muy importante en nuestras vidas es la religión, y según la católica, que sería nuestro caso, en nuestra vida tenemos que ser rectos, amorosos, piadosos y ser conscientes de nuestros actos, pues de ésta forma se nos asegura una vida eterna junto al creador. Según esto, la eternidad sería un premio a una vida bien vivida y el no llegar a esta eternidad, seria como como un castigo que Dios hace en respuesta a nuestras decisiones. Si no se diera esta cuestión, muy poca gente estaría interesada en seguir una religión en particular, pero el miedo a dejar de existir y la posibilidad de que según como sea su vida, le dé un chance de llegar a ser eterno, es lo que alimenta el fanatismo por la religión de la mayoría del mundo.

Fuentes:

- http://es.wikipedia.org/wiki/Eternidad
- http://buscon.rae.es/draeI/
- http://filosofia.idoneos.com/index.php/Problemas_filosoficos/



Volver al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos