ESENCIA


La palabra proviene del verbo latino esse, ser = existir; La metafísica define a la esencia como el ser que existe como ente, a través de las modificaciones accidentales que sufre en el tiempo y para la ciencia es el concepto lógico del ente, que designa a una clase natural (conjunto real, no resultante de criterios subjetivos), que tiene la misma identidad o esencia.

En todas las épocas, el hombre se ha preocupado por definir precisa y correctamente este concepto, por esto podemos distinguir los planteamientos desde el punto de vista de autores de todas las épocas.

Iniciando con Aristóteles de la época antigua, que define la esencia, como uno o varios rasgos que son necesariamente propios de algo y que solo se pueden perder aniquilándolo o si deja de ser, como por ejemplo la razón en el hombre, que es uno de sus constitutivos fundamentales, pero no el ser blanco, negro, alto o bajo, ya que estos son rasgos accidentales. Aristóteles pone la razón de que algo sea lo que es en su misma esencia: una cosa es lo que es por razón de su esencia, o su forma. De modo que, en Aristóteles, esencia es tanto ser como forma.

En la época medieval, Santo Tomás de Aquino, comparte la teoría de Aristóteles, respecto a los rasgos que distinguen y separan unas cosas de otras y que se contrapone al accidente y además distingue la esencia y la existencia como dos principios diferentes, pero solo en los seres finitos ya que se puede conocer la esencia de algo sin saber aún si existe y en el infinito que es Dios y que se considera que su existencia es necesaria, y donde los principios son uno solo. Por esto jerarquiza a los seres, dando mayor cercanía a Dios a aquellos hombres que tengan menos diferencia entre ambos conceptos, aunque nunca será una unión completa, ya que tienen un alma que es su esencia y una materia y Dios es plenamente esencia.

Posteriormente Descartes, de la época moderna, la define como una existencia completa que no necesita de nada ni de nadie, sino de sí misma para existir, lo que la hace completamente diferente a la de Santo Tomas que intenta separarlas como existencia y esencia. Descartes por lo tanto la hace independiente de todo otro ser. Además piensa que es el mismo concepto de realidad y así mismo de sustancia y también habla de la naturaleza del alma y del pensamiento como sustancia pensante, independiente del cuerpo. Al estar cada vez más consientes del concepto, la filosofía puede probar el porqué de muchas cosas como la existencia de Dios y de la materia, ya que nosotros percibimos la esencia de los objetos, de tal manera que sin haberlos visto, podemos tener una idea clara de ellos. De la misma manera nosotros tenemos una idea de la esencia de Dios: la fe, y es una idea clara y distinta; además Dios es perfecto y esto solo es posible existiendo. No puede haber luz sin oscuridad de la misma manera que no puede haber la perfección y no existir.

Ya en la época contemporánea, Sartre dice que el hombre empieza por existir, se encuentra, surge en el mundo, y que después se define, porque empieza por no ser nada, sólo será después y será tal como se haya hecho. Así la existencia va antes de la esencial y por esto el hombre es responsable de lo que es, lo que es real el motivo o causa del ser. La existencia del hombre puede ser inauténtica o falsa si éste renuncia a su libertad y la carencia de libertad es carencia de existencia. Esta teoría está muy de acuerdo con la de Santo Tomás, ya que define como dos principios diferentes la existencia y la esencia, y aunque nunca esta uno solo, se diferencian.

Y finalmente la cultura posmodernista, busca que seamos personas críticas ante las realidades mundiales y que seamos personas individualistas, capaces de dar nuestras opiniones personales sin ningún tipo de temor, para así expresar nuestra verdadera esencia como seres humanos. Además adoptan el análisis del yo como una fragmentación en la esencia del sujeto. En un ejemplo clásico es como si un espejo se rompiera y las miles de imágenes resultantes fueran la imagen interna del ser.

Claramente, la esencia es un concepto que no puede ser definido desde un solo punto de vista, ni tampoco pensando en el momento que se vive, sino que debe abarcar todo el amplio significado que tiene; Por todos los momentos históricos que han buscado una respuesta, se puede concluir que la esencia es el ser mismo, conformado tanto de la esencia como de la existencia, relacionándolo con lo que conforma a todos los seres y o que permite que existamos aquí y ahora, respectivamente. Y podemos también afirmar que gracias a este concepto Dios es la esencia de todo, quien define que ser o no ser, debe el punto de vista de la religión.


FUENTES:


Volver al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos