FILOSOFIA POLITICA: “EL CIUDADANO”
Definicion:
“Un ciudadano es la persona que forma parte de una comunidad política. La condición de miembro de dicha comunidad se conoce como ciudadanía, y con lleva una serie de deberes y una serie de derechos que cada ciudadano de respetar y hacer que se cumplan como un ciudadano”.
Desarrollo Historico:
La modificación del sentido de la ciudadanía está fuertemente ligada a la consolidación del estado territorial moderno, caracterizado no sólo por su amplia extensión (que dificulta la participación de una ciudadanía activa), sino por la concentración de poder en manos del príncipe y el desarrollo consecutivo de la teoría de la soberanía. En Europa se daba una forma de gobierno absolutista y como la noción de ciudadanía estaba ligada a la de autogobierno, no había ya lugar para el concepto clásico de ciudadanía en las teorías políticas.
“Luego de todo esto, el concepto no desaparece del todo y la tradición cívica sobrevive de algún modo en la figura de los funcionarios y cortesanos que desarrollan su actividad al servicio de los gobernantes. Pero, el ciudadano viene a equipararse con el súbdito”.
Durante la historia varios autores han intentado profundizar sobre el tema de la filosofía política, específicamente sobre el concepto del ciudadano, aunque para abarcarlo hablaran también de estado y/o sociedad civil. Unos de estos son:
-Bodin: Primero dice que “la nota característica de la ciudadanía es la obediencia y reconocimiento del súbdito libre hacia su príncipe soberano, y la tutela, justicia y defensa del príncipe hacia su súbdito”. No nos define el concepto en sí, sino que nos empieza a hablar desde una perspectiva socio política. Después nos habla de que “la ciudadanía no concede estatus de igualdad ni de participación política, sino derechos de protección mayormente”. Esto favorece la aparición de una sociedad civil separada del ámbito político, llegando así poco a poco al desarrollo del concepto.
- Hobbes: “Tomará esta idea del ciudadano y a su vez dice que la primera y fundamental ley de la naturaleza es que todos los hombres busquen la paz y se defiendan contra aquellos que no les brindan esta”. Este es el fundamento para la constitución de la sociedad civil (la cual, según él, no existe ni antes del ni después del acuerdo de todos los hombres, con voluntad, para buscar la paz; solo existe durante la unión de voluntades para avalarlo) a través de un contrato social, el cual es el acuerdo en donde cada uno está dispuesto a prescindir de su derecho a todas las cosas cuando los demás también estén dispuestos a hacerlo. De esta manera cada uno de los hombres se obliga, por el contrato con los demás, a no resistir las órdenes del hombre o del consejo al que hayan reconocido como su soberano. Según Hobbes, el Estado es un poder político que hace posible la convivencia colectiva, sobre la base de la cesión en razón de un pacto y es la configuración humana entorno al mismo.
- Locke: Es el que da un giro decisivo en la concepción del ciudadano en su segundo tratado. Él dice que El individuo es titular de derechos naturales, previos a la entrada en la sociedad política mediante acuerdo; La sociedad política deberá respetarlos. Desde entonces Ciudadano equivaldrá a hombre.
- Harrington: Propone en su “Oceana” una república de ciudadanos armados, con igualdad de poder.
“En el liberalismo iusnaturalista la ciudadanía se diluye. Allí el gobierno debe respetar las leyes y gozar de la confianza del pueblo pero no participar en él. Durante esta corriente los derechos son límites frente al soberano, es decir, garantías”.
La noción de ciudadanía ha obtenido gran importancia en la filosofía contemporánea debido a que: 1- “Se da la necesidad de hacer compatible la condición legal de ciudadano con la pluralidad de identidades colectivas que caracteriza a las sociedades democráticas”. 2- “la constatación de que la concepción liberal dominante de la ciudadanía adolece de un déficit democrático que impide afrontar diversos problemas relacionados con el interés común”.
Según la concepción liberal de la ciudadanía hay una gran relación entre el ciudadano y las instituciones políticas y por ende se da una idealización del ciudadano como un sujeto de derechos anteriores a la existencia de las instituciones que han de ser protegidos por la autoridad política. Conclusion:

Para terminar, podemos decir que la edad Moderna produjo un modelo de ciudadano que en muchos aspectos prefiguraba la ciudadanía actual: Los súbditos cuyos derechos quedan garantizados, pero que a pesar de esto no participan en el poder político, mantienen el derecho de poder cambiar el gobierno. Esto se logro gracias a los aportes de los pensadores mencionados a lo largo del texto y que podemos resumir de la siguiente manera: 1- Thomás Hobbes, supone que el pacto social se hace para garantizar la vida, pero el hombre cede sus derechos a un soberano y ya no tendrá libertad, solo protección; justifica el absolutismo. 2- Locke, jamás se pierden los derechos, el gobierno tiene la obligación de garantizar la libertad y la seguridad del ciudadano; justifica la democracia. 3- Rousseau, el ciudadano no pierde sus derechos naturales. 4- Harrington, ciudadanos armados con igualdad de poder. 5- Según yo, el ciudadano es el conjunto de personas que hacen parte de la sociedad civil y se ven regulados por una serie de autoridades y súbditos, los cuales deben de respetar sus derechos, construyendo así el concepto de estado.



BIBLIOGRAFIA

- www.todoexpertos.com/categorias/humanidades/filosofia/respuestas/1437453/hobbes-y-locke
- es.wikipedia.org/wiki/Ciudadano


Volver al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos