Belleza

La belleza se define como la característica de algo que a través de una experiencia sensorial (llamada percepción) procura una sensación de placer o satisfacción; Este concepto se distingue en diferentes manifestaciones del mundo que podemos decir son relacionadas con el orden, la simetría y la armonía.

  1. Evolución Histórica del Conecpto
  2. Síntesis Personal
  3. Referencias

Evolución Histórica del Concepto



Para clarificar la definición del concepto de belleza es necesario conocer su evolución histórica pues su subjetividad es tan grande que es casi imposible encontrar un concepto universal.

Platón: Según la concepción platónica, la belleza en el mundo es visible por todos; no obstante, dicha belleza es tan solo una manifestación de la belleza verdadera, que reside en el alma y a la que solo podremos acceder si nos adentramos en su conocimiento. Consecuentemente, la belleza terrenal es la materialización de la belleza como idea, y toda idea puede convertirse en belleza terrenal por medio de su representación.
“Esta belleza idealizada, se potenciará luego con la vertiente pitagórica: la belleza de las formas geométricas, siendo una belleza de naturaleza “abstracta” e ideal se basaba exclusivamente en la proporción y, previsiblemente, en una concepción matemática del universo.
Esta belleza ideal, pero objetiva, en tanto su existencia depende de la esencia misma de lo bello, se contrapone con la noción de belleza subjetiva en tanto que ésta es relativa a la apreciación del observador. Así pues, con el transcurso del tiempo, el debate filosófico comienza a abandonar la discusión sobre las reglas que permiten construir qué es lo bello (o reconocerlo) y se desplaza hacia los efectos que la apreciación de la belleza produce.”

Jenofonte: afirmó que existen tres categorías diferentes para el concepto de belleza:
1. La belleza ideal: basada en la composición de las partes
2. La belleza espiritual: el alma, que se expresa a través de la mirada
3. La belleza funcional: las cosas son bellas en tanto que son útiles.”

Santo Tomás: decía que hay belleza en todo aquello que agrada a los sentidos, o sea, que establecía una estrecha relación entre el objeto y quien lo percibía.

San Agustín Para el autor, “es la unidad lo que constituye, por así decirlo, la forma y la esencia de lo bello de toda índole”

David Hume: “si bien es cierto que belleza y fealdad, sin más aún que dulzura y amargura, no son cualidades de los objetos sino que pertenecen enteramente al sentimiento interno o externo, hay que admitir que existen ciertas cualidades en los objetos que están adaptadas por naturaleza para suscitar esos sentimientos específicos. (...)” (Hume, Ensayos morales, políticos y literarios)

Heidegger: La belleza descansa en la forma, pero sólo porque la forma se alumbró un día desde el ser como la entidad del ente.

Christian Wolf: “existen cosas que nos gustan y otras que nos disgustan, y es esta diferencia la que constituye lo bello y lo feo”; según los planteamientos de Wolff, llamamos entonces bello a aquello que nos produce algún placer y feo a lo que no nos place.

Jean-Pierre de Crousaz: en su Traité du beau, publicado en 1714, se propone que la asociación de algo con el término y concepto de bello es igual a relacionarlo con el gusto, así, afirmar que algo es bello es lo mismo que afirmar que algo nos gusta. Por lo cual se propone determinar los caracteres de lo bello “y llega a contar hasta cinco: la variedad, la unidad, la regularidad, el orden y la proporción.”

Francis Hutcheson: Para el autor la pregunta de ¿Qué es lo bello? Se cambia por ¿Qué es lo visible? Entendiendo lo visible como aquello que puede ser percibido por la vista, pues para este autor y sus seguidores, aquello que es bello es percibido por un “sexto sentido”, si se quiere, por el sentido interno de la belleza propio del espíritu, sin el cual ningún objeto puede llamarse bello, pues la belleza requiere de un espíritu dotado del sentido interno de la belleza para reconocerla como tal; sin esta capacidad interna propuesta por Hutcheson es imposible hablar de belleza.

P. André, s.j: En su “Ensayo sobre lo bello”, (obra distribuida en cuatro capítulos, el primero dedicado a lo bello visible, el segundo a los bello en las costumbres, el tercero dedicado a lo bello en las obras del espíritu y el cuarto a lo bello musical); Plantea tres cuestiones en cada uno de estos objetos: pretende que se descubra en ellos un bello esencial, absoluto, independiente de toda institución, incluso divina situado en la regularidad, el orden las proporciones, y la simetría en general; un bello natural dependiente de la institución del creador pero independiente de nuestras opiniones y de nuestros gustos, que se puede encontrar en la regularidad, el orden, las proporciones la simetría observados en los seres de la naturaleza; un bello artificial y, en cierta manera, arbitrario, pero con alguna dependencia de las leyes eternas que pueda verse en la regularidad, el orden la simetría y las proporciones de nuestras producciones mecánicas, nuestros adornos, nuestras construcciones y nuestros jardines.

Anthony Ashley Cooper (Conde de Shaftesbury): Rechaza todas las distinciones de lo bello, como lo hace André; propone entonces que “sólo existe una única belleza, cuyo fundamento es lo último; así todo aquello que está ordenado de manera que produzca lo más perfectamente posible el efecto que se proponga es supremamente bello”

Diderot: Lo bello para Diderot, es aquello que suscita en los individuos el mayor numero de relaciones posibles con las ideas innatas de orden, compenetración, simetría, proporción y unidad; en sus propias palabras, dice el autor “llamo, pues, bello fuera de mi, a todo aquello que contiene en sí mismo el poder de evocar en mi entendimiento la idea de relaciones, y bello en relación a mi, a todo aquello que provoca esta idea”.

Síntesis Personal





El concepto de belleza, pues, luego de este recorrido histórico se puede resumir en una búsqueda constante de entendimiento, por parte de los hombres hacia aquello que les produce una sensación más bien agradable. Fue así como las palabras de armonía, orden, simetría, proporción y unidad fueron ligadas al concepto de belleza y las variantes estuvieron en conceptos cercanos como la percepción, la idea innata de belleza en las cosas, la idea universal del concepto y el gusto.

El concepto de belleza y la búsqueda de su significado pleno son tan actuales como el hombre mismo, pues como alguna vez lo propuso George Santallana o el mismo Danto, en muchas ocasiones la aproximación a la belleza es una tendencia natural del género humano.

Para mí, en resumen Belleza es lo que inspira en nosotros un sentimiento de trascendencia, algo que al percibirlo nos conmueve y nos refleja algo más grande que nosotros mismos.


Referencias



http://es.wikipedia.org/wiki/Belleza
http://filosofia.idoneos.com/index.php/Problemas_filosoficos/Qu%C3%A9_es_la_belleza%3F
http://estheticmon.es/filosofia.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Est%C3%A9tica
Diderot, Denis; Investigaciones filosóficas sobre el origen y la naturaleza de lo bello; Aguilar; Bs. Aires: 1981; Pg. 29, 30, 50 Y 58







Volver al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos