Núcleo Biográfico
François Marie Arouet, más conocido como Voltaire (1694 – 1778) fue un escritor, filósofo y abogado francés que figura como uno de los principales representantes de la Ilustración, un período que enfatizó el poder de la razón humana, de la ciencia y el respeto hacia la humanidad. En 1746 Voltaire fue elegido miembro de la Academia francesa.
Es el más eficaz representante de la ilustración francesa en su difusión. Gracias a su compromiso divulgador y a su posición política consigue grandes beneficios para el acervo intelectual de la Ilustración. En el plano filosófico recoge sobretodo elementos de la vida intelectual de la iglesia, como muchos de sus contemporáneos.
Fue el último de los cinco hijos del notario François Arouet y de Marie Marguerite d'Aumary miembro de una familia noble de la provincia de Poitou-Charentes y que murió cuando él tenía siete años de edad. Estudió en el colegio jesuita Louis-le-Grand (17041711) durante los últimos años del reinado de Luis XIV y en el que aprendió latín y griego.
Alrededor de 1706 Voltaire escribió la tragedia “Amulius y Numitor”, de la que se encontraron más tarde algunos fragmentos que se publicaron en el siglo XIX. Entre 1711 y 1713 estudió Derecho.
En 1713 obtuvo el cargo de secretario de la embajada francesa en La Haya, trabajo del que fue expulsado debido a un idilio con una refugiada francesa llamada Catherine Olympe Dunoyer. Durante esa época empezó a escribir su tragedia Edipo (que no se publicó hasta 1718). A la muerte de Luis XIV en 1715, el Duque de Orleáns asumió la regencia y el joven Arouet escribió una sátira contra el mismo Duque que le valió la reclusión por un año en la Bastilla tiempo que dedicó a estudiar literatura. Una vez liberado, fue desterrado a Châtenay, donde adoptó el seudónimo de Voltaire.
Núcleo filosófico
Su pensamiento está fuertemente inspirado en John Locke y especialmente en Isaac Newton. Con ellos, Voltaire retoma la lucha contra el dogmatismo y por la libertad del hombre. Junto a sus modelos ingleses, orientados hacia el empirismo, emprende la lucha contra los prejuicios, especialmente de la filosofía racionalista.
Voltaire ataca con especial causticidad el dogmatismo de las religiones, donde ve la raíz de la intolerancia que produce privación de libertad persecución e injusticia.
Voltaire considera que la mayor parte de las religiones históricas son una superstición. Hay que depurarlas a favor de una religión racional que fomente la moral. El hecho de que dios existe se deduce de la creación, pero sus atributos permanecen ocultos.
Voltaire se acerca a una posición deísta. Según esta noción de la divinidad, típicamente ilustrado, dios es el creador del orden natural, pero a continuación ya no interviene mas en dicho orden <<Si dios no existiera, habría que inventarlo, pero la naturaleza entera nos dice que existe. >>
<<la enciclopedia fue como obra lo que Voltaire era como figura. >>
Fue un hombre profundamente comprometido con los ideales de la ilustración, en su lucha política y en la divulgación tanto de la ciencia como de la filosofía; sus trabajos de difusión fueron tan influyentes que para muchos el siglo XVIII es el siglo de Voltaire. La vida de este pensador fue una apasionada cruzada contra el fanatismo y la intolerancia, y en consecuencia no le faltaron exilios y persecuciones.
En 1731 escribió la “Historia de Carlos XII”, obra en la que esbozó los problemas y tópicos que, más tarde, aparecieron en su famosa obra Cartas filosóficas, publicada en 1734 donde defendió la tolerancia religiosa y la libertad ideológica, tomando como modelo la permisividad inglesa y acusando al cristianismo de ser la raíz de todo fanatismo dogmático.
Voltaire alcanzó la celebridad gracias a sus escritos literarios y sobre todo filosóficos. Voltaire no ve oposición entre una sociedad alienante y un individuo oprimido, sino que cree en un sentimiento universal e innato de la justicia, que tiene que reflejarse en las leyes de todas las sociedades. No cree en la intervención divina en los asuntos humanos y denuncia el providencialismo en su cuento filosófico “Cándido o el optimismo” (1759). Fue un ferviente opositor de la Iglesia católica, símbolo según él de la intolerancia y de la injusticia. Se empeña en luchar contra los errores judiciales y en ayudar a sus víctimas. Voltaire se convierte en el modelo para la burguesía liberal y anticlerical y en la pesadilla de los religiosos. Voltaire ha pasado a la Historia por proporcionar el concepto de tolerancia religiosa. Fue un incansable luchador contra la intolerancia y la superstición y siempre defendió la convivencia pacífica entre personas de distintas creencias y religiones. Siempre usó la ironía para defenderse de sus enemigos, de los que en ocasiones hacía burla demostrando en todo momento un finísimo sentido del humor.
En el pensamiento del filósofo inglés John Locke, Voltaire encuentra una doctrina que se adapta perfectamente a su ideal positivo y utilitario. Locke aparece como el defensor del liberalismo, afirmando que el pacto social no suprime los derechos naturales del individuo. En resumen, sólo aprendemos de la experiencia; todo lo que la supera sólo es hipótesis; el campo de alguien coincide con el de lo útil y de lo comprobable.
Voltaire saca de esta doctrina la línea directriz de su moral: la labor del hombre es tomar en su mano su propio destino, mejorar su condición, garantizar, embellecer su vida con la ciencia, la industria, las artes y por una buena política de las sociedades. Así la vida no sería posible sin una convención donde cada uno encuentra su parte. A pesar de que se expresan por leyes particulares en cada país, la justicia, que asegura esta convención, es universal. Todos los hombres son capaces de concebir la idea, primero porque todos son seres más o menos razonables, luego porque son todos capaces de comprender qué es lo inútil y útil a cada uno. La virtud, “comercio de beneficios”, es dictada a la vez por el sentimiento y por el interés. El papel de la moral, según Voltaire, es enseñarnos los principios de esta “política” y de acostumbrarnos a respetarlos.



Volver al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos