SAN ANSELMO

San Anselmo de Canterbury (Aosta, 1033 - Canterbury, 1109).
Fue un monje benedictino que paso a ser arzobispo de Canterbury durante el periodo 1093-1109. Se destacó como teólogo y filósofo escolástico. Como teólogo, fue un gran defensor de la Inmaculada Concepción de María y como filósofo se le recuerda, además de su célebre argumento ontológico, por ser el padre de la escolástica. Fue canonizado en 1494 y proclamado Doctor de la Iglesia en 1720. Lo cierto es que Anselmo deseaba el ingreso al monacato benedictino desde los quince años, época en la que se le describe como piadoso y estudioso. A esta etapa de su vida sucede, su juventud, lo conduce a un conflicto con su padre, lo cual provoca el abandono de su hogar. Después de algunos estudios preliminares, la fama de Lanfranco lo atrae a la Orden Benedictina, aunque al principio, según confesión propia, se sintiera indeciso ante el renombre de este monje al que, Anselmo, consideraba como un obstáculo en el desarrollo de sus propias posibilidades para hacerse de una carrera eclesiástica. Finalmente muere en 1109. Es en Inglaterra donde Anselmo, además de filósofo y teólogo, muestra dotes de político apologota.

Una de sus preocupaciones principales fue la compresión de aquello que la fe le proponía, por eso, en sus dos obras principales intenta demostrar la existencia de Dios. Expuso diversos argumentos de los efectos a la causa, de las creaturas a Dios. La prueba tiene tres vías o momentos. Él concluye la existencia de la Fuente Suprema de la Bondad, es decir Dios. El mismo esquema mental debe seguirse en otro tipo de perfecciones "las cuales son mejor tenerlas que no tenerlas". De entre ellas, escoge la grandeza o vía de la participación en el ser soberano, y la existencia o vía del ser, en las cuales se sigue aplicando los grados de perfección.

Tiene obras como teólogo dogmático, está también su obra como teólogo natural o metafísico, y en ese aspecto san Anselmo merece un lugar en la historia de la filosofía, puesto que contribuyó al desarrollo de la rama conocida como teología natural.

Como se menciono anteriormente, en el Monologium san Anselmo desarrolla la prueba de la existencia de Dios basada en los grados de perfección que se encuentran en las criaturas, es por lo tanto una argumentación a posteriori. Pero el juicio acerca de diferentes grados de perfección implica una referencia a un modelo de perfección, y el hecho de que la cosa participa objetivamente, en grados diferentes, manifiesta que el modelo es en sí mismo objetivo, que hay, por ejemplo, una bondad absoluta en la que participan todas las cosas buenas y a la que se aproximan más o menos, según los casos.
Este tipo de argumentación es de carácter platónico (aunque también Aristóteles lo utilizó) y reaparece en la cuarta vía de santo Tomas de Aquino. También ha de advertirse que la argumentación solamente puede ser aplicada a aquellas perfecciones que por sí mismas no implican limitación o finitud. Todo lo que existe, existe por algo o por nada. La segunda suposición es absurda; así pues, todo lo que existe, existe por algo. Eso significa que todas las cosas existentes existen, o la una por la otra, o por sí mismas, o por una causa de existencia. Nuestra opción queda limitada a las posibilidades de una pluralidad de causas incausadas o de una sola causa incausada. Pero procede a introducir un elemento platónico al decir que si hay una pluralidad de cosas existentes que tienen que ser por sí mismas. Lo implicado es que, cuando varios seres poseen la misma forma, debe haber un ser unitario, externo a los mismos, que sea esa forma. No puede haber, pues, sino un último Ser autoexistente, y debe ser el mejor, más alto y más grande de todo cuanto es.
Afirma que todos los objetos finitos han sido hechos a partir de la nada, no a partir de una materia precedente, ni a partir de la Causa entendida como origen material.
En cuanto a los atributos del ens a se, solamente podemos predicar de él aquellas cualidades cuya posesión es absolutamente mejor que su no posesión.
En el Proslogium desarrolla el llamado argumento ontológico, que procede de la idea de Dios a Dios como realidad, como existente.
La prueba parte de la idea de Dios como aquello mayor que lo cual nada puede concebirse, es decir, como absolutamente perfecto: eso es lo que quiere decir Dios.
Ahora bien, si tal ser tuviese solamente realidad ideal, si existiese solamente en nuestra idea subjetiva, podríamos concebir un ser más grande, un ser que no existiese simplemente en nuestra idea, sino también en la realidad objetiva. Se sigue, pues, que la idea de Dios como absoluta perfección es necesariamente la idea de un ser existente, san Anselmo argumenta que en ese caso nadie puede a la vez tener la idea de Dios y negar su existencia.
El ser absolutamente perfecto es un ser cuya esencia es existir, o que necesariamente implica la existencia, puesto que en otro caso otro ser más perfecto podría ser concebido.
Él quería que su argumento fuese una demostración de todo lo que creemos relacionado a la naturaleza divina, y, como el argumento se refiere al ser absolutamente perfecto, los atributos de Dios están contenidos implícitamente en la conclusión del mismo. Solamente tenemos que preguntarnos a nosotros mismos lo que está implicado en la idea de un ser más perfecto que el cual nada puede concebirse, para ver que Dios debe ser omnipotente, omnisciente, supremamente justo, etc.
En general, aunque la filosofía de san Anselmo está en la línea de la tradición agustiniana, es más sistemáticamente elaborada que los elementos del pensamiento de Agustín, su teología natural, y que en la aplicación metódica de la dialéctica manifiesta las características de una época más avanzada.

El hecho de que por medio de silogismos se llegue a una conclusión tan importante es producto del estudio y del análisis que San Anselmo hace de lo que es y como se percibe una fuerza superior, pero también influye a gran escala su opción religiosa, es decir, su creencia o su fe. Dejarse guiar por la fe no siempre es lo mas confiable para hace una afirmación, pero basándose en teorías ya anteriormente planteadas por otros filósofos hay un apoyo muy valido para poder continuar con la teoría y seguir sacando conclusiones de esta.

http://www.corazones.org/santos/anselmo_canterbury.htm
http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20071012083543AAGZ67p
http://www.elrincondeburdon.com/index.php?option=com_content&task=view&id=259&Itemid=37