Montesquieu (1689-1755)

Núcleo Biográfico:

Aristócrata que inicio en los estudios jurídicos. Defendio la tesis que afirma que las costumbres, incluso instituciones políticas y religiosas, dependen de acuerdos que son de una determinada manera porque son establecidas por diversas comunidades en función de sus propias conveniencias y circunstancias. Su mayor obra “El espíritu de las leyes (1748)” inspirada en los ideales ingleses especialmente en Loke. Su punto de partida es la comparación de la dotación jurídica de una sociedad. Su obra “El espíritu de leyes” publicado cincuenta años antes de la revolución francesa fue uno de los factores ideológicos que contribuyeron a provocarla. La tesis fundamental del ensayo es la famosa separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, esta separación es una condición necesaria para la conservación de la libertad. Argumentó que los poderes del Estado deben recaer en instituciones distintas, solo así el ciudadano verá respetados sus derechos y libertades individuales. Hoy en día, la división de los poderes es un principio político básico.

El objetivo del pensamiento político de Montesquieu, expresado en el Espiritu de las leyes, es elaborar una física de las sociedades humanas. Su modelo, tanto en contenido como metodología, está más en la línea de lo experimental que lo especulativo. Adopta el análisis histórico, basado en la comparación; arranca de los hechos, observando sus variaciones para extraer de ellas leyes. En esta obra se nos ofrece, además de la descripción de las diversas formas de gobierno y sus fundamentos, así como los condicionantes históricos e, incluso, climáticos de éstos, elaboró un novedoso enfoque de las leyes, los hechos sociales y la política: se desvanece la clásica oposición entre las tesis iusnaturalistas y escépticas, que atribuían el fundamento de las leyes a la arbitrariedad de los legisladores.

Montesquieu denomina como la naturaleza de las cosas “Diversos factores determinan a los hombres, los cuales forman un espíritu general”.

Los factores son:

· El territorio: influencia en la constituciónà una región grande tiende a una constitución monárquica, una región pequeña a una republicana.

· El clima: en las zonas cálidas conduce a una mayor estabilidad en el orden existente.

Núcleo Filosófico:

Montesquieu Muy influenciado por Locke, desarrolla la concepción liberalista de éste. La filosofía política se transmuta en una filosofía moral cuando establece un ideal político que defiende la idea de alcanzar la máxima libertad unida a la necesaria autoridad política. La relatividad de las leyes surge de la propia variedad de los pueblos y de los hombres y, por otro lado, la variabilidad humana, así como de sus leyes y costumbres dependen de las circunstancias que rodeen la vida de ese pueblo o comunidad.

Rechaza abiertamente las formas de gobierno en el cual abusan del poder o autoridad.

“No hay palabra que haya recibido significados más diferentes y que haya impresionado más a los espíritus de tantas maneras como la de la libertad. Los uno la han tomado por la libertad de deponer a aquel al que habían dado un poder tiránico; los otros, por la facultad de elegir aquel a quien debían obedecer; otros, por el derecho a estar armados y a poder ejercer la violencia; aquéllos, por el privilegio de no ser gobernados más que por un hombre de su nación o por sus propias leyes.” (Fragmento tomado de su obra El espíritu de leyes).

Para él que la historia tiene un orden que se manifiesta en leyes constantes, podemos ver a partir del fragmento tomado de la obra, como Montesquieu fue influenciado por el pensamiento de su época, la ilustración, ya que esta fue en la época de las revoluciones liberales y burguesas y supone una crítica realizada por las clases medias ante el antiguo régimen y una concepción liberal y tolerante en todos los órdenes.

A través del texto mencionado anteriormente, Montesquieu inserta directamente su pensamiento en el sistema de acontecimientos y preocupaciones de la sociedad, por esto se vio precisado a escribir una "Defensa del espíritu de las leyes"; Se le censuró por sostener en su definición de la ley, que todo estaba sujeto a leyes: el entendimiento, la naturaleza inanimada, y en especial que las inteligencias superiores al hombre y la misma divinidad estaban sujetas a leyes.

Las proposiciones de Montesquieu:

1. Determina la existencia del ser social y de la sociedad en forma autónoma y continua. El hombre y la sociedad -como afirma la Ilustración- constituyen entes distintos, pero no pueden pensarse separados.

2. Está en condiciones de sostener y demostrar que las leyes no provienen de la naturaleza, ni de la naturaleza particular del hombre, sino de la sociedad. Montesquieu considera que la naturaleza es fundamentalmente la acción de los hombres entre sí, y esto, cambia el sustento clásico del derecho natural.

3. Los hechos irrumpen en la vida teórica y práctica con su poder contundente, más específicamente indica que no permanecen inmutables y que en su riesgo de que sucedan está la clave de su comprensión.

El escritor español José Cadalso lo tuvo como modelo para sus Cartas marruecas. Fue una de las primeras obras de la Ilustración, que, con su crítica a las instituciones francesas durante la monarquía de la Casa de Borbón, ya anunciaba el germen de la Revolución Francesa. La fama que adquirió Montesquieu con ésta le abrió las puertas de la Academia Francesa en 1728. Su segunda obra sobresaliente fue Consideraciones sobre las causas de la grandeza y decadencia de los romanos (1734), una de las primeras obras importantes en la Filosofía de la historia. En el Río de la Plata, por ejemplo, tanto el periódico Semanario de Agricultura (1802) como el Correo de Comercio (1810, dirigido por Manuel Belguano) eran medios de difusión de las ideas de Montesquieu y de Rousseau, y fueron la causa de lo que luego sería la Revolución de Mayo de 1810, inicio de la emancipación de América Latina. Con anterioridad a esa fecha los libros de Montesquieu eran leídos en secreto y a escondidas, aunque sus seguidores no dudaron en hacer público su exaltación por los principios de los fisiócratas y los librecambistas.

||

La libertad política, en un ciudadano, es la tranquilidad de espíritu que proviene de la opinión que cada uno tiene de su seguridad y para que se goce de ella, es preciso que sea tal el gobierno que ningún ciudadano tenga motivo de temer a otro.”



FUENTES:
Libro y diccionario de filosofía
http://www.xuletas.es/ficha/rousseau-montesquieu-voltaire-y-diderot-patria-vieja-reconquist
http://thales.cica.es/rd/Recursos/rd99/ed99-0257-0/montes.html
http://www.cibernous.com/autores/montesquieu/teoria/biografi.html
||


Volver al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos