Esta página espera ser creada por ti.
Immanuel Kant
- Núcleo biográfico.

Fue un filósofo alemán que nació el 22 de abril de 1724 y murió el 12 de febrero de 1804. Es el primero y más importante representante del idealismo alemán y es considerado como uno de los pensadores más influyentes de la Europa moderna, del último período de la Ilustración y de la filosofía universal. En la actualidad, Kant continúa teniendo sobrada vigencia en diversas disciplinas: filosofía, derecho, ética, estética, ciencia o política.
Su padre Johann Georg Kant (1682–1746) era un artesano alemán de Memel. Su madre Anna Regina Reuter (1697–1737), nacida en Núremberg, era la hija de un fabricante escocés de sillas de montar. En su juventud, Kant fue un estudiante constante, aunque no espectacular. Creció en un hogar pietista que ponía énfasis en una intensa devoción religiosa, la humildad personal y una interpretación literal de la Biblia. Por consiguiente, Kant recibió una educación severa y estricta, que favorecía la enseñanza del latín y la religión por encima de las matemáticas y las ciencias.
En 1740 ingresó en la Universidad de Königsberg como estudiante de teología y fue alumno de Martin Knutzen, quien lo introdujo en la filosofía racionalista de Leibniz y Wolff, y le imbuyó así mismo el interés por la ciencia natural, en particular, por la mecánica de Newton.
En 1749 publicó su primera obra filosófica, ‘Meditaciones sobre la verdadera estimación de las fuerzas vivas’. Kant publicó muchas más obras sobre temas científicos, y llegó a ser profesor universitario en 1755.

En los inicios de los años 1760, Kant concibió una serie de importantes obras de filosofía como ‘La falsa sutileza de las cuatro figuras del silogismo’, una obra sobre lógica, publicada en 1762. En 1764, Kant escribió ‘Observaciones sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime’
La mayoría de sus posteriores obras se centraron en otras áreas de la filosofía. Continuó desarrollando su filosofía moral, especialmente en la Crítica de la razón práctica de 1788 y la Metafísica de las costumbres de 1797. La Crítica del juicio de 1790 aplicaba el sistema kantiano a la Estética y la teleología.

- Núcleo filosófico

Kant plantea numerosas teorías y expresa cantidad de pensamientos los cuales se pueden resumir en dos grandes planteamientos: estética trascendental y analítica trascendental. Antes de esto es importante aclarar algunas ideas:
La filosofía de Kant no niega la existencia de Dios, ni un orden moral, ni la realidad pensable de un mundo físico. Lo que niega -salvo en lo moral- es que la razón humana pueda trascender y llegar a esos entes en sí mismos: sean el "mundo", "Dios" o el "alma". Además Kant constituyó la idea de que el mundo, el sol y todos los planetas son complementarios unos con otros.
Kant parte de la conciencia, de las representaciones fenoménicas del yo. Sean provenientes del mundo externo o interno. Y se aboca, desde un principio, a la estética trascendental

Estética trascendental
En la Crítica de la razón pura, se parte, asumiendo los resultados del empirismo, afirmando el valor primordial que se le da a la experiencia, en tanto esta permite presentar y conocer a los objetos, desde la percepción sensible o intuición. La capacidad de recibir representaciones se llama sensibilidad, y es una receptividad, pues los objetos vienen dados por esta. La capacidad que tenemos de pensar los objetos dados por la sensibilidad se llama entendimiento
La Estética Trascendental muestra que, a pesar de la naturaleza receptiva de la sensibilidad, existen en ella unas condiciones a priori que nos permiten conocer, mediante el entendimiento, los objetos dados por el sentido externo (intuición). Estas condiciones son el espacio y el tiempo.
En la primera edición de la Crítica de la razón pura Kant dice: «El concepto trascendental de los fenómenos en el espacio es una advertencia crítica de que en general nada de lo percibido en el espacio es una cosa en sí, que el espacio es además una forma de las cosas; los objetos en sí nos son completamente desconocidos y lo que llamamos cosas exteriores no son más que representaciones de nuestra sensibilidad».

Analítica trascendental
Además de espacio y tiempo como formas puras de la sensibilidad, el hombre dispone de las categorías como funciones del entendimiento.
El origen de todos nuestros conocimientos está en los sentidos. El espacio es la forma que aportamos para las representaciones externas. El tiempo es la forma pura que previamente aportamos tanto para lo externo como para lo interno.
Aparte de estas formas puras, la razón humana dispone de la facultad del entendimiento, conformadora espontánea con su bagaje de categorías.
Las intuiciones sensibles por sí mismas y solas no engendran conocimiento: son ciegas.
Las intuiciones sensibles constituyen materia de conocimiento en tanto se someten a la conceptualización del entendimiento. Y a partir de allí opera nuestro aparato discursivo.

Un aspecto importante para resaltar es la postura que tiene Kant acerca de la ética.

Ética kantiana
También conocida como ética formal. Kant hace referencia a esta en sus tres obras éticas: Fundamentación de la Metafísica de las costumbres, Crítica de la razón práctica y Metafísica de las costumbres.
Kant dice que La ética debe ser universal y, por tanto, vacía de contenido empírico, pues de la experiencia no se puede extraer conocimiento universal. Debe, además, ser a priori, es decir, anterior a la experiencia y autónoma, esto es, que la ley le viene dada desde dentro del propio individuo y no desde fuera. Los imperativos de esta ley deben ser categóricos.


El deber por el deber
Para Kant el fundamento de las acciones buenas es el deber, no la inclinación. El deber es la "necesidad de una acción por respeto a la ley". Para que una acción sea buena no basta que sea conforme al deber, además ha tenido que ser hecha por deber. El rigorismo kantiano implica dos cuestiones: el deber por el deber, incluso aunque vaya en contra de mi felicidad y de la felicidad de las personas que quiero y el carácter universal de la bondad o maldad de una acción: si está mal mentir está mal bajo cualquier circunstancia; aceptar una excepción implicaría aceptar las condiciones del mundo en la determinación de la voluntad, por lo tanto, la heteronomía.

En lo personal me parece que immanuel Kant y sus teorías siguen vijentes en la actualidad y son motivo importante de estudio para un buen entendimiento de la filosofía.

- Fuentes bibliográficas
Wikipedia, monografías, torre de babel


¡Gracias por tu colaboración inteligente!

Vr al home - Ir a ámbitos y conceptos - Ir a autores, corrientes y períodos históricos